Revoluciones tecnológicas: Su impacto social y económico

A lo largo de la historia, las grandes revoluciones tecnológicas han presentado una serie de patrones de desarrollo que parecen comunes entre todas ellas. Este fenómeno ha sido objeto de estudio clave en los trabajos de Carlota Pérez (Universidad de Cambridge, Sussex y Telefónica. Carlota sostiene que en cada gran revolución tecnológica existen dos fases bien definidas. En primer lugar, se produce una fase de instalación tecnológica en la que interviene fuertemente el capital financiero (primacía financiera). Dicha fase se caracteriza por la especulación de las nuevas tecnologías y culmina con una burbuja financiera. En segundo lugar, se produce una fase de despliegue tecnológico donde prevalece el capital productivo (primacía productiva) que marca el comienzo de una etapa de recuperación tras la crisis económica de la fase anterior. A partir de esta etapa de bonanza, las tecnologías van convergiendo y sus beneficios se van extendiendo al conjunto de la sociedad hasta que el mercado alcanza la madurez.

Tecnología

Asimismo, podríamos decir que en la fase de instalación nacen nuevos sectores, mientras que en la fase de despliegue se rejuvenecen los existentes. Por un lado, la fase de instalación de la revolución tecnológica actual ha dado lugar al nacimiento de los nuevos sectores TICs (Hardware, Software, Contenidos y Servicios) que ha sufrido una crisis económica en 1999. Por otro lado, la fase de despliegue que ahora comienza está permitiendo rejuvenecer todos los sectores que están haciendo uso de las TICs para innovar y mejorar su productividad, como por ejemplo, los medios de comunicación a través de la TDT, el Internet, los móviles y otros dispositivos portátiles; la automoción a través del GPS, el bluetooth y las tecnologías para la seguridad; etc. Con cada nueva revolución, de manera que es posible estimar dónde nos encontramos y hacia dónde vamos. Si analizamos la revolución tecnológica actual dominada por la informática y las telecomunicaciones, nos encontramos en una etapa de transición de la primacía financiera a la primacía productiva, pues la burbuja financiera ha pasado y el máximo potencial de las TICs está aún por descubrir.

De no haber experimentado aún el máximo potencial de las TICs, valdría la pena preguntarnos: ¿qué podemos esperar qué suceda en los próximos años con la economía de los sectores basados en la informática y las telecomunicaciones?

AGENDA DE CONFERENCIAS DE CARLOTA PEREZ EN ESPAàA:

  • Bilbao (28/11/2006): La Comercial, Universidad de Deusto.
  • Barcelona (30/11/2006)
Be Sociable, Share!
2 Comentarios »

Tags: , , , ,

2 Comentarios a “Revoluciones tecnológicas: Su impacto social y económico”

  1. Industria y Servicios » Histórico del blog » Innovación, un compromiso que no hemos asumido dice:

    [...] Como es bien sabido, la innovación se ha convertido en el motor de la economía actual. Además de ser generadora de una mayor competitividad en las empresas y un mayor crecimiento económico en las regiones como comentabamos en un artículo anterior, la innovación "y en especial la que tiene que ver con las revoluciones tecnológicas" es también fuente de rejuvenimiento de las estructuras sectoriales existentes y de creación de nuevos sectores de actividad. Es por ello que en los últimos años las Administraciones públicas en España han venido apoyando fuertemente la creación de empresas innovadoras que, debido a su mayor contribución a largo plazo en la creación de empleo y riqueza, parecen ser más rentables que las no innovadoras. [...]

  2. Industria y Servicios » Histórico del blog » Las TIC y el enfoque gerencial actual de una empresa en tiempos de crisis. dice:

    [...] En este sentido, mi amiga Carlota Pérez afirma que la naturaleza de las TIC es el secreto para poder aprovechar plenamente la revolución tecnológica sobre los bienes, los servicios, los procesos y la creación de nueva empresas y que las TIC son una de las  herramienta en conjunto capaz de modernizar y rejuvenecer todo el aparato productivo organizacional, brindando los medios para dar un "salto quántico" en el proceso productivo en tiempos de crisis. [...]