Richard P. Feynman (Nobel de física 1965)

feynman.gif

Por Carlos Díaz-Guerra

Richard Phillips Feynman, considerado como uno de los científicos más importantes del siglo XX, nació en New York en 1918 y murió en Los Ángeles en 1988. Feynman se licenció en el Instituto de Tecnológico de Massachusetts (MIT) y se doctoró en física teórica en la universidad de Princeton en 1942.

Tras su doctorado, impartió clases en la universidad de Cornell hasta que en 1945 fue reclutado para participar en el proyecto Manhattan. Posteriormente, en el año 1950, fue nombrado profesor titular de la cátedra de física teórica en el California Institute of Technology. Allí desarrolló lo mejor de su trabajo como físico, incluyendo sus estudios sobre la superfluidez del He líquido, la teoría de la interacción débil y especialmente sus estudios sobre electrodinámica cuántica, que le valieron el premio Nobel de física de 1965, compartido con Shin-Ichiro Tomonaga y Julian Schwinger.

En 1986, fue requerido para participar en la "Comisión Rogers" que investigó el desastre de la lanzadera espacial "Challenger".

Feynman fue además un extraordinario docente, como quedó reflejado en sus textos "The Feynman's lectures on physics", y un influyente divulgador de la física en sus libros y conferencias. El motivo de dedicar a Feynman estas líneas en nuestro blog, es precisamente una de dichas conferencias: la pronunciada el 29 de Diciembre de 1959 y cuyo título fue � �SThere is plenty of room at the bottom� �� (Hay un montón de sitio al fondo). Me incluyo entre los que consideran esa fecha como el comienzo de la nanotecnología, al menos como su antecedente clave.

Con una sugerente pregunta, Feynman abrió un mundo de posibilidades: "¿Por qué no es posible escribir los 24 volúmenes de la Enciclopedia Británica en la cabeza de un alfiler?". Minutos después Feynman reflexionaba: "Los principios de la Física, tal y como yo lo veo, no impiden la posibilidad de manipular las cosas átomo a átomo� ��. Nuevas técnicas de microscopía electrónica, ordenadores miniaturizados, reordenamiento a escala atómica, la biología como modelo de sistemas inorgánicos….TODAS estas ideas están incluidas en la charla de Feynman…..decenas de años antes de que el término nanotecnología fuese acuñado.

Be Sociable, Share!

6 Comentarios to “Richard P. Feynman (Nobel de física 1965)”

  1. ALVARO MARTIN SANZ (alvms) on 2007-01-13 9.25 pm

    Este gran científico del siglo XX dio comienzo a la nanotecnología que es muy importante en la actualidad y sin duda lo será en el futuro. Además tomó parte activa en el proyecto Manhattan para el desarrollo de un arma nuclear. Fue profesor de física teórica en la Universidad de Cornell, y en 1950 pasó al Instituto Tecnológico de California. Se le deben algunas hipótesis de base de la electrodinámica cuántica. Ideó el diagrama que lleva su nombre, que esquematiza las posibles interacciones entre partículas elementales, estableció las bases de la teoría del helio líquido II (del cual estoy preparando una aportación sobre el impacto de este elemento químico en nanotecnología) desarrollada por L. D. Landau y elaboró, junto M. Gell-Mann, una teoría sobre la desintegración beta. En 1965 recibió el premio Nobel de Física junto con Schwinger y Tomonaga. Es autor de Feynman Lectures of Physics de tres volúmenes (1963-65), entre otras obras. Me parece muy acertado haberle dedicado este trabajo ya que sin duda la ciencia en el siglo XXI va a estar influenciada por la nanotecnología y la nanociencia en general.
    Páginas web:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Richard_Feynman
    http://www.astrocosmo.cl/biografi/b-r-p_feynman.htm
    http://es.wikipedia.org/wiki/Diagrama_de_Feynman

  2. Cesare Navy on 2007-01-22 10.39 pm

    Sin duda considero acertado que el primer artículo sobre Premios Nobel referentes a la nanotecnología se refiera a Richard P. Feynman, ya que lo difícil no es solo llegar a desarrollar unas ideas determinadas sino también saberse anteponer a ellas y defenderlas cuando aun no hay recursos técnicos (ni tal vez teóricos) para mantenerlas. En este punto, como podemos comprobar en la biografía que aparece en la Wikipedia, fue uno de los primeros en introducir conceptos como los ordenadores cuánticos, que aun hoy están lejos de ser una realidad. En el primer enlace, además, se da una visión de la charla de Feynman que muestra como el autor consideraba las células una referencia en la que fijarse, por la cantidad de acciones que realiza siendo de un tamaño muy reducido.
    Además, una constante de las conferencias y obras de Feynman ha sido su espíritu divulgativo, imprescindible en una ciencia multidisciplinar como ésta y en gestación cuando se produjo. Este tono se mantuvo también en los años siguientes, y cabe destacar la figura de Eric Drexler como el continuador de la difusión de la nanotecnología en los 80 (aunque claramente más discutido que su antecesor) en su libro "El surgimiento de las máquinas de la creación".

    Otro análisis de la charla de Feynman: http://www.hispalibertas.com/noticias/2006/02/01/nanotecnologia-ii.html
    Video online sobre "El placer de descubrir cosas", obra de Feynamnn (en inglés): http://video.google.com/videoplay?docid=6586235597476141009&q=feynman&pl=true
    Kim Eric Drexler (Web oficial, en inglés): http://www.e-drexler.com/index.html
    Resumen de la obra de Drexler (en castellano): http://www.euroresidentes.com/futuro/nanotecnologia/nanotecnologia_responsable/nanosistemas_drexler.htm

  3. Carlos Díaz-Guerra Viejo on 2007-01-24 1.18 pm

    Respecto al último comentario:
    1. Feynman no se antepuso a unas ideas ni las defendió sin recursos técnicos. Feynman plantó la semilla de lo que se denominó años después nanotecnología, y no la “defendió” porque nadie la “atacó” en su momento.
    2. El primer enlace de mi post no da una visión de la charla de Feynman, ES el texto de la conferencia de Feynman. Respecto a lo que dices de las células, la idea de Feynman está relacionada con el modo en que las células interaccionan y se ensamblan, no con su tamaño. El tamaño medio de una célula humana es de 50 micras, lo cual no tiene nada de “nano”.(http://staff.jccc.net/pdecell/cells/cellsize.html).
    3. Como bien dices, la figura de Drexler es, cuanto menos, controvertida. A ello dedicaré un post dentro de poco. En este sentido, me parece muy interesante la discusión que sostuvo con el Nobel Richard Smalley sobre ensambaje molecular
    (http://pubs.acs.org/cen/coverstory/8148/8148counterpoint.html). Por cierto, el título del libro de Drexler que mencionas es “Engines of creation: the coming era of nanotechnology”, cuya traducción sería “Los motores de la creación: la era venidera de la nanotecnología”.

  4. Cesare Navy on 2007-01-28 1.08 am

    Sin lugar a dudas puedo tener una visión algo distorsionada de la charla de Feynman por la diversidad de información encontrada en Internet, que me ha podido llevar a transmitir deficientemente la información obtenida. Trataré por tanto en estas líneas de aclarar a que me refería en cada punto del comentario, sin intención de polemizar y agradeciendo las precisiones realizadas, aunque no estando de acuerdo con todas ellas.

    En primer lugar, sobre los adjetivos utilizados, no me refería con la palabra defensa a que el autor o la nanotecnología estuvieran de alguna forma atacados. Lo que con mayor o menor éxito pretendía introducir es el siguiente párrafo, que podemos encontrar en el artículo de Orlando Carreño, "El auge de la nanotecnología":
    "Richard Feynman, que fue premio Nobel de Física en 1965, marcaría un hito para el desarrollo de la nanotecnología con su famosa conferencia titulada «Hay mucho espacio en el fondo», de 1959, haciendo ver que no había oposición con los principios de la ciencia en cuanto a la posibilidad de mover las cosas átomo por átomo. Harían falta, por supuesto, los instrumentos tecnológicos que lo permitieran. Se considera esta conferencia de Feynman, que abre horizontes a la nanotecnología, como uno de los referentes teóricos de la misma."
    ( http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pIdNoticia=268900&pIdSeccion=46&pNumEjemplar=847 )

    El término defensa que emplee en mi artículo basado en este otro estaba relacionado con las ideas de Feynamn en referencia a indicar que no hay oposición con los principios de la ciencia, de lo que extraigo que no había una única opinión sobre las posibilidades de la nanotecnología. De la segunda frase, que harían falta los medios tecnológicos que lo permitieran, esto es, planteó unas ideas o puso la semilla como usted indica sobre asuntos que aun hay no están solucionados (como los ordenadores moleculares).

    En segundo lugar, al calificar el primer enlace como una visión (también como análisis) de la conferencia de Feynman mi intención es manifestar que no se encuentra el texto íntegro de la charla de Feynman, sino las partes que ha querido destacar su autor (Remo Tamayo) en un artículo (al que el propio medio califica de Opinión). Entiendo que el enlace a la conferencia ya estaba incluido en su artículo y que era preferible añadir un enlace a un artículo que no presentaba únicamente el texto de la conferencia, como se puede comprobar en que la mayor parte del texto no está entrecomillado, sino las partes más destacadas.

    Sobre las matizaciones de la célula, plasmo nuevamente el texto de la charla en que se basa mi exposición:
    «La mayoría de las células son diminutas, pero están muy activas, fabrican sustancias, se mueven, se contorsionan, y hacen multitud de cosas maravillosas, todo ello a pequeña escala. También almacenan información. Consideremos la posibilidad de que nosotros también pudiéramos fabricar entes tan pequeños que hicieran lo que quisiéramos, que pudiéramos fabricar un objeto que maniobrara a ese nivel»

    Mi intención no es indicar con ello que las células sean un campo de la escala nanométrica, como supongo que no era la intención de Feynman. Lo que queria decir, basado en este párrafo, es que las células teniendo un tamaño diminuto pueden realizar multitud de actividades, que por otra parte no es una gran observación pues se desprende del texto, ciertamente. Sobre medidas de la nanotecnología, afortunadamente con el artículo que realicé "Nanotecnología, cuestión de medida" investigué sobre el tamaño de la nanotecnología y muchos componentes y comprobé qué partes eran o no nanotecnología (como el tamaño de un ribosoma de una célula, no una célula propiamente dicha que es "demasiado grande") aunque finalmente debido a la extensión del artículo muchas de esas comparaciones debieron quedarse fuera.

    Por último, espero con interés su artículo sobre Drexler, ya que es cierto que en la red aparecen sus ideas con algunos defensores y con bastantes más detractores, pero sin que haya conseguido abstraer una opinión sobre el valor concreto de sus propuestas en el campo de la ciencia. Sobre la traducción del título, aunque encontré la mayoría de referencia con ese título que indica, decidí incluir el título del libro ya traducido que aparece en la Web oficial de Drexler ( http://www.e-drexler.com/d/06/00/EOC/EOC_Cover.html ).

  5. Carlos Díaz-Guerra Viejo on 2007-01-31 10.54 am

    Hola Cesare Navy, gracias por tu respuesta a mi comentario.
    Parece que hemos sufrido las consecuencias de una serie de errores de precisión. Respecto a la “visión” de la charla de Feynman afirmabas en tu primer comentario “En el primer enlace, además, se da una visión de la charla de Feynman…”. Como estabas hablando de mi post, yo interpreté que te referías al primer enlace de éste, no al primero de los enlaces que indicas al final. La solución (se me ocurre) es intercalar los enlaces en el texto, tal y como haces en el segundo comentario. En segundo lugar, ojo con las traducciones del inglés en Internet. Suelen ser bastante deficientes. Por ejemplo, el título traducido del libro de Drexler que mencionas no es solo el que aparece en (la traducción al castellano de) su web, sino la que uno encuentra en Wikipedia. Pero es incorrecta (la palabra “surgimiento” no está en el título original) e incompleta.
    Respecto al asunto de la precisión. Es esencial en el lenguaje científico. Me atrevería a decir que tanto más cuanto más divulgativo es el enfoque. Por ejemplo, afirmas en tu segundo comentario:
    “El término defensa que emplee en mi artículo basado en este otro estaba relacionado con las ideas de Feynamn en referencia a indicar que no hay oposición con los principios de la ciencia, de lo que extraigo que no había una única opinión sobre las posibilidades de la nanotecnología” y también “planteó unas ideas o puso la semilla como usted indica sobre asuntos que aun hay no están solucionados (como los ordenadores moleculares).”. No había en el momento de la conferencia de Feynman (1959) distintas opiniones sobre las posibilidades de la nanotecnología, como interpretas o “extraes”. De hecho, no se había acuñado ni siquiera el término nanotecnología. Fue Feynman quien INTRODUJO la idea. Eso significa ser un precursor. En seguno lugar, yo no calificaría a los ordenadores moleculares como un asunto sin resolver. Simplemente no existen. Ya supongo que lo que quieres decir es que la construcción de dichos ordenadores, que nadie ha realizado todavía, es un reto importante por lo que representaría su fabricación y las posibilidades de desarrollo que abriría en varias disciplinas científicas.

  6. Nanotecnología » Histórico del blog » Descubriendo la Nanotecnología on 2009-03-31 9.58 am

    [...] La nanotecnología es un área que a pesar de los avances increíbles que puede aportar a nuestra sociedad es desconocida para una gran mayoría. ¿Qué es la nanotecnología?, te miran y en primer lugar no saben que responderte, luego por lógica añaden "tendrá que ver con nano (tecnología aplicada a nivel de nanoescala)". Pero no somos capaces de imaginar el gran desarrollo que ha sufrido esta área en un corto espacio de tiempo. En la nanotecnología convergen varias ramas de las que se destacan la Física del Estado Sólido, la Química y la Biología. El hablar de tecnología a escala nano nos implica un cambio de concepción importante, debemos dejar de pensar en las leyes clásicas de la física para dar paso a la física cuántica, que regula los comportamientos ópticos, eléctricos y magnéticos. Para poder hablar de los orígenes de esta nueva área de investigación nos remontamos a 1959, con el Premio Nobel de Física Richard Feynman. Éste da una conferencia titulada "Hay mucho sitio por debajo" en la que destacó los beneficios que puede aportar a la sociedad la capacidad de atrapar y situar átomos y moléculas en posiciones determinadas y fabricar artefactos con una precisión de pocos átomos. Pero el suceso impactante y determinante en la motivación del impulso del mundo de la nanotecnología fue la "manipulación atómica" realizada por parte del equipo de IBM bajo la directriz de Don Eigler. [...]

Deja una respuesta