Nanotecnología y pintura

Por Carlos García Jiménez

Los avances en cuanto a recubrimientos se trata no se han hecho esperar y se pueden encontrar una multitud de referencias sobre nanotecnología aplicada a las pinturas. Con una producción de unas 45 millones de toneladas, y un gasto anual de unos 20 billones de dólares en recubrimientos, es un mercado muy amplio y necesitado de innovación y desarrollo.

 

carlos5.png

 

En una pintura, solo entre 20 y 30 por ciento de las moléculas en el material aplicado a una superficie es pintura. El resto son solventes y otros agentes que se evaporan durante el proceso de curación. Por eso se presta especial atención a la mejora de sus rendimientos.

Un ejemplo de ello es la empresa Ecology Coatings (http://www.ecologycoatings.com/profiles/investor/fullpage.asp?f=1&BzID=1672&to=cp&Nav=0&LangID=1&s=0&ID=8935), que ha creado una familia de "sólidos líquidos" que se curan mediante la exposición durante unos segundos a rayos de luz ultravioletas. Estan fabricados a base de nano partículas y podrían sustituir a la pintura, por sus elevadas ventajas como capas protectoras a productos como aparatos electrónicos además de utilizarse en la fabricación de pantallas flexibles o capas resistentes al fuego (http://www.ecologycoatings.com/profiles/investor/fullpage.asp?f=1&BzID=1672&to=cp&Nav=0&LangID=1&s=0&ID=8939).

En estas pinturas, cada molécula forma parte completamente del recubrimiento, puesto que en una pintura convencional sólo el 20-30% es producto de fijado, el resto son solventes u otros agentes que se evaporan en el proceso de curación. Lleva un fotoinhibidor y en el momento en el que los rayos ultravioletas entran en contacto con él, las moléculas se enlazan, creando un recubrimiento uniforme. Posee la capacidad de secarse en tan solo 3 segundos y no posee compuestos orgánicos volátiles que puedan contaminar.

En España el Centro Tecnológico AIDO (http://www.aido.es/ ) ha desarrollado una pintura en polvo (recubrimiento superhidrófobo) que contiene nanopartículas fotocatalíticas que permiten su autolimpieza. Este tipo de recubrimiento es idóneo para exteriores pues se limpia por sí mismo con ayuda de la luz solar y la humedad, minimizando las labores de mantenimiento de la pintura.

 

carlos6.png

 

El efecto fotocatalítico se caracteriza por producir una oxidación que contribuye a la destrucción de la materia orgánica depositada sobre una superficie, además, su carácter hidrófobo modifica el ángulo de contacto del agua sobre la misma, disminuyendo su valor y facilitando la limpieza de dichas superficies.

Los recubrimientos en polvo no emiten ni durante su fabricación ni aplicación Compuestos Orgánicos Volátiles, con el consecuente beneficio para el medioambiente y la salud.

Su aplicación es muy diversa y va a permitir obtener pinturas en polvo idóneas para exteriores tanto en superficies metálicas como plásticas –empleadas, por ejemplo, en el mobiliario urbano- capaces de limpiarse por sí mismas a través de la acción de la luz solar. (http://www.aido.es/sala-de-prensa/noticias/i/100161/60/aido-desarrolla-una-pintura-en-polvo-que-se-limpia-con-la-luz-del-sol).

Be Sociable, Share!

Deja una respuesta